Una poderosa divinidad proveniente del África Occidental

En las artes esotéricas, la santería es una mancia imprescindible para los profesionales en la elaboración de limpiezas y otros rituales, orientados a la Diosa Yemanyá, una divinidad de los mares con una gran influencia en las relaciones sentimentales, el dinero, la fertilidad y la suerte.

Con una fuerte influencia en el amor, la fertilidad, y el dinero… tenemos a la Diosa Yemanyá

El mercado perteneciente a la videncia y el ocultismo, provee de profesionales con destrezas relacionadas a dones sobrenaturales o fuera de todo razonamiento lógico, suministrando servicios en la mejora de ámbitos laborales, sentimentales, e inclusive en la predicción de sucesos del porvenir.

Estas destrezas de carácter sobrenatural, son realizadas a través de la utilización de diversas mancias pertenecientes a la magia roja, blanca, y la santería, cuya utilización dependerá de los profesionales encargados de proveer estos servicios, de los cuales sobresale la utilización de rituales y otros elementos.

La santería comprende un instrumento ineludible para los profesionales de este mercado, resaltando la utilización de limpiezas, rituales y otras mancias en torno a ciertas divinidades con una gran influencia en el sincretismo, una mezcla de diversas creencias, resaltando las provenientes del África Occidental.

De estas divinidades sobresale la Diosa Yemanyá como la orishá de las relaciones, la fertilidad, y los mares, defensora de los marineros y proveedora de otros recursos, sobresaliendo su valor en numerosas culturas, y su influencia en la realización de diversos rituales pertenecientes a la santería yoruba y candomblé.

Los profesionales de las artes esotéricas, como Alicia Collado a fines de efectuar algún trabajo en sus clientes recomiendan realizar previamente una limpieza, alejando de este modo los malos augurios y cualquier sentimiento de negatividad en nuestros entornos, incrementando la efectividad de posteriores rituales.

Siendo este, uno de los principales motivos por los que efectuar una limpieza con la divinidad Yemanyá es imprescindible, a pesar de ello, es conveniente realzar que el mar y los ríos constituyen uno de los elementos base para efectuar estas mancias, requiriendo el acercamiento a estos medios.

No obstante, no son solo las limpiezas las únicas mancias orientadas a tan poderosa orishá, contando con la presencia de rituales en base a la fertilidad, el dinero, la suerte y las relaciones sentimentales, necesitando de distintos elementos para la realización de cada una de estos trabajos.

Aunque muchas de estas mancias pueden efectuarse con cualquier persona, es recomendable que sean realizadas por profesionales, garantizando una mejor efectividad en estos rituales.