Tratamientos para la enfermedad de Lyme

Los animales e incluso la vegetación en algunos casos puede ser duende de innumerables afecciones, no por su composición propiamente, sino de la gran cantidad de bacterias e insectos que proliferan en varias especies. Un ejemplo de estos organismos es la garrapata.

Esta es un insecto de forma oval que puede medir aproximadamente 6mm pero llegando a expandirse hasta 1cm; es una clase ácaro que se hospeda en la piel de perros, aves y otros animales, así como también puede encontrarse en la vegetación silvestre.

Por ser un insecto parasitario, la garrapata suele cargar consigo una extensa variedad de microorganismos que producen enfermedades tanto en animales como en personas, una de estas es la enfermedad de Lyme.

Especialmente para las personas que padecen esta enfermedad suelen existir muchas molestias, no solo a nivel estético sino a nivel de salud, debido a que la infección puede incluso ser letal.

Enfermedad de Lyme Tratamiento

La terapia farmacéutica para curar esta molesta afección está sustentada en el uso de antibióticos, añadido a ello se emplea el uso de analgésicos para aliviar la sintomatología durante el tratamiento de la infección.

El cuadro de esta patología se caracteriza por la aparición de manchas rojas por la piel, lo cual resulta en dolor, ardor interno y picazón o prurito en la zona enrojecida, debido a esto algunos especialistas indican cremas para aliviar los síntomas.

La enfermedad de Lyme tratamiento debe considerarse desde el inicio de los primeros síntomas, aquí es importante tener en cuenta que el orden de estos no se genera de manera similar, ya que existen casos de cuadros clínicos en los que no se desarrollan las manchas rojas en la piel.

Entre los primeros síntomas puede darse fiebre o malestar general, aunque frecuentemente estos pueden indicar cualquier patología, si se poseen mascotas en casa o se está en contacto con animales o la vegetación silvestre, hay que tener en cuenta que este síntoma puede ser indicio de Lyme.

El diagnóstico de la afección puede darse de forma visual, a través de un análisis de sangre o a través de un exploración visual detallada en la que se debe examinar cada centímetro de piel para determinar sino existe ninguna picadura de garrapata.

Entre algunas de las pistas visuales que pueden indicar la existencia de la enfermedad de Lyme tratamiento, también puede incluirse la existencia de una garrapata incrustada en la dermis, lo cual de no ser detectado a tiempo puede resultar fatal para el paciente.