Todo sobre la plata coloidal

Desde la antigüedad la raza humana ha buscado medios para combatir las diversas infecciones o enfermedades, ya que estas eran el principal motivo de mortandad en las eras más jóvenes de la misma.

Dentro de estas investigaciones surge la aplicación de la plata coloidal, lo que la convierte en el antibiótico y antibacterial más antiguo. Inicialmente esta se obtenía al conservar una moneda de plata en un vaso de leche.

Esta sustancia luego de estar bastante tiempo en conservación se aplicaba o se daba a consumir al afectado. En la actualidad este medio ha evolucionado y consta de una solución con base de agua destilada en la que las partículas de plata están dispersas.

La forma en la que se obtienen las micro partículas de plata es a través de un proceso de electrólisis, en el que la plata es sumergida en el agua mientras se le aplica una determinada carga eléctrica, esto genera una reacción que causa el desprendimiento de las partículas.

Sin embargo actualmente debido a los estudios realizados con esta sustancia se ha determinado que esta no debe ser consumida en grandes dosis; de modo que la plata coloidal es la mejor alternativa en afecciones cutáneas.

Para aplicar la sustancia se hace huso de un hisopo o algodón esterilizado, el cual se humedece con esta solución y se aplica cuidadosamente sobre la zona a tratar. Es un tratamiento poco convencional recomendado en heridas o quemaduras.

Ya que por sus propiedades permite desinfectar herida o abrasión, produce un efecto antiinflamatorio que al mismo tiempo acelera el proceso de cicatrización de la piel o los tejidos que hayan sido maltratados.

La aplicación de la misma en el campo de la medicina no se realiza bajo la recomendación de los médicos convencionales ya que estos poseen aun sus reservas en torno a esta sustancia. Esto quiere decir que su aplicación o suministro ocurre como medicina alternativa.

Es importante tomaren cuenta que los médicos convencionales aun no reconocen oficialmente los efectos de curación que posee este compuesto, por lo que al utilizarlo se debe tener especial responsabilidad y atención.

Se debe realizar un seguimiento a la evolución de la afección así como del paciente y en caso de que este presentase alguna reacción se debe suspender el uso del compuesto además de acudir al médico mas cercano.

Aunque la sociedad humana haya evolucionado estableciendo medios de curación antiquísimos estos no son del todo efectivos o recomendados, por lo que ante la medicina alternativa se deben establecer precauciones.