Que ocurre cuando sale aire frio de la calefaccion del coche

Nada más desalentador que en pleno invierno, al encender la calefacción de su coche, en lugar de salir aire calienta sea frío. Además de que es desagradable, porque uno espera resguardarse de las frías temperaturas mientras se está dentro del vehículo, es riesgoso debido a que el conductor debería abrigarse, lo cual podría privarlo de conducir eficientemente por afectar sus movimientos.

Por qué la calefacción del coche no calienta

En las temporadas frías es recomendable tener un poco más de paciencia con el vehículo, dado que la calefacción tarda en encender. Algunos coches se demoran más que otros en alcanzar la temperatura requerida; sin embargo, si al pasar mucho rato siente que la temperatura interior casi no ha cambiado, es probable que el sistema tenga problemas.

El calor que entra al habitáculo se produce por el funcionamiento de diversos elementos, si alguno o varios de esos componentes tienen fallos, se los ocasionará también al sistema de calefacción provocando inconvenientes con la temperatura. Los causantes de averías más comunes son la bomba de agua eléctrica, la electroválvula, el termostato o que se obstruya un manguito de agua.

También es posible que no se trate directamente de un problema de la calefacción o del sistema de refrigeración; en ocasiones, el fallo de una pieza del motor podría alterar su funcionamiento y ello le impida alcanzar la temperatura que amerita.

Funcionamiento de la calefacción

Conocer el funcionamiento de los elementos que componen el vehículo, le ayuda a comprender mejor el origen las fallas que presente. Cuando el motor está en funcionamiento produce una enorme cantidad de calor, ese exceso se regula por medio del alternador y el resto se utiliza en la calefacción. Existen diferentes modelos de calefactores:

Mecánicos: realizan su función por medio de un radiador pequeño que está instalado detrás del tablero y se conecta al sistema de refrigeración del motor a través de unos manguitos. Algunos modelos traen un grifo para abrir o cortar el paso del agua a ese radiador.

Automáticos: son los más modernos, en ellos se selecciona la temperatura deseada y el vehículo se encarga de que los elementos se adapten para lograr el valor indicado.

Eléctricos: el sistema de calefacción eléctrico no necesita el calor que se produce en el motor, por lo que alcanza la temperatura seleccionada con más rapidez, pero eso implica un consumo extra de energía.

Cuando acude a un taller para realizar reparaciones, puede ser un poco molesto tener que ir por los repuestos requeridos, ya que lleva tiempo ir de un establecimiento a otro para obtener el mejor resultado. Una alternativa muy práctica para evitarse este proceso es un buscador de piezas de coches online, que ofrecen algunas páginas web dedicadas a la concentración de los desguaces dentro del país en un único sitio, y así podrá recorrer España entera en unos pocos clics.