MODO DE EMPLEO DE LAS NAVAJAS DE AFEITAR

La navaja debe sostenerse con un ángulo de 30 grados aproximadamente y se desliza de forma perpendicular al filo para no cortarse. Un corte requiere que la navaja se deslice de forma paralela al filo, lo cual siempre es evitado por el usuario.

Si el corte no es paralelo, se correrá el riesgo de que en la siguiente pasada te puedas llegar a cortar. Esto es importante, ya que el filo al estar tan afilado, la sensación de dolor no es tan clara como con un cuchillo, y puede ser muy tarde para frenar.

Además, las navajas de afeitar se suelen utilizar en conjunto con una brocha y un jabón especial para afeitar, también existen las cremas de afeitar estilo clásico para así preparar la brocha. Esto se debe a la mayor lubricación y protección que ofrecen, y esto mejora considerablemente el deslizamiento de la navaja, aunque se pueden utilizar también con maquinillas.

Para una mayor eficacia, la navaja debe mantenerse bien afilada, lo cual se logra asentándola y afilándola periódicamente, este afilado se realiza con una piedra especial para afilar.

  • Asentado: Es la acción de asentar el filo de la navaja sobre un asentador de cuero. Lo que esto hace es, en pocas palabras, re-alinear el filo de la navaja, sin retirar el metal. Esto se hace, generalmente, antes y después de cada afeitado, aunque se puede hacer tan solo una de estas dos veces dependiendo de cada usuario, o de la calidad del acero que tenga la hoja.
  • Asentado palmar: Luego de haber asentado la hoja con un asentado de cuero, es habitual hacer un último pulido a la hoja con la palma de la piel de la mano. Los barberos expertos lo hacen de esta forma, ya que son conscientes de que la piel humana es un material muy adecuado para ese pulido final.

Esto se recomienda hacer tiempo antes del afeitado, como último paso luego de haber utilizado el asentador de cuero.

  • Afilado: Es la acción de pasar el filo de una navaja por una piedra para afilar. Esto retira metal que se ha doblado y por consecuente que haya perdido su alineación con el filo. Es recomendable que esto se realice al menos de dos a cuatro veces al año generalmente.

Si deseas comprar una navaja de afeitar, te recomendamos que investigues un poco en internet y así es posible que puedas encontrarlas en precios mucho más económicos y gran variedad de navajas que puedan adaptarse a tu gusto.