La Seguridad es parte Importante de Todo Trabajo

Al hacer uso de las herramientas en casa o en el trabajo, se está expuesto a sufrir cualquier situación inesperada, como un golpe, pinchazo, cortadura, que se producen al manipularlas de manera inadecuada, ejerciendo demasiada presión, o simplemente por no prestar atención a la seguridad de las herramientas.

Cuando hablamos de la seguridad de las herramientas, no solo nos referimos a su uso, también debe considerarse el estado en el cual se encuentra la herramienta, una herramienta muy vieja y deteriorada tiene una mayor probabilidad de ocasionar un accidente no deseado.

Otro punto a considerar es su transporte y almacenamiento, lo ideal es limpiarlas al terminar de usarlas y antes de guardarlas nuevamente, transportarlas en cajas o maletas portátiles adecuadas para ello.

Si las herramientas tienen alguna punta o filo que sea cortante, estos deben ser recubiertos y protegidos por fundas de cuero o de plástico, así no causarán daño cuando no estén en uso, y además estarán protegidas.

La seguridad es uno de los aspectos más importantes y de los cuales se debe prestar mayor atención, cuando se realizan trabajos con herramientas manuales o eléctricas, además de utilizar los dispositivos de seguridad adecuados.

Algunas Medidas Preventivas

Siempre se pueden tomar algunas medidas a fin de poder reducir el riesgo de sufrir accidentes, con el uso de herramientas, comenzando por las herramientas, es decir, se deben comprar herramientas de gran calidad, que tengan la dureza y la firmeza necesarias para desempeñar sus funciones adecuadamente.

Dependiendo del trabajo a realizar, se pueden elegir entre los diversos tipos de herramientas, en base a sus funciones y para que trabajos fueron diseñadas, su peso, tamaño y forma.

Así se podrá comprar la que mejor se ajuste y adapte al usuario; antes de comenzar a realizar un trabajo, verifique que sus herramientas están en buen estado, revise mangos, filos, los acoplamientos, que sus fijaciones no presenten grietas o roturas.

Conserve sus herramientas limpias y libres de grasa, que sus mangos no estén astillados o rajados, del buen estado en que se encuentra la herramienta dependerá su seguridad al usarla.

Todas las herramientas que operen por medio de energía eléctrica, deben contar con mangos de protección aislante; cuando termine de trabajar recoja las herramientas y proceda a almacenarlas adecuadamente.

Evite depositarlas en lugares que sean húmedos o que estén expuestos al sol, o algún otro agente atmosférico, el uso de herramientas es algo tan común, que olvidamos que pueden ser peligrosas si no se toman medidas de seguridad apropiadas para su uso y conservación.