La importancia del listado de códigos CNAE

Toda empresa productora cuenta con una Clasificación Nacional de Actividades Económicas también conocida como CNAE, es n sistema que se rige por la numeración con la intención de clasificar a cada una de estas empresas dedicadas a la realización de productos.

El objetivo final que tiene previsto el listado de códigos CNAE es la de establecer un orden jerárquico de las distintas actividades económicas que surgen a medida que nuevas empresas emprenden su carrera comercial, de esta manera se puede obtener un control de las mismas.

Gracias a este código de cuatro dígitos se pueden realizar distintas estadísticas a nivel nacional en España, esto permite diferenciar las distintas actividades comerciales que cada una realiza permitiéndolas clasificarse en alguno de los grupos según la actividad económica que ejerzan.

Es por esto que cada unidad productora debe conocer la importancia dentro de este registro único, para permitir un estudio competente de las estadísticas arrojadas cada año.

Distintos grupos existentes en el listado CNAE

Es importante que se mencione que para este sistema de clasificación cada empresa será incluida en un grupo específico según su actividad económica, estos son catalogados desde la letra A hasta la J.

El grupo A está enfocado a las actividades de agricultura, ganadería, silvicultura y pesca.

El grupo B lo comprenden las industrias extractivas.

El grupo C pertenece a la industria manufacturera.

El grupo D al suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado.

El grupo E está relacionado al suministro de agua, actividades de saneamiento, de una ciudad o provincia.

El grupo F pertenece al sector dedicado a la construcción.

El grupo G  está relacionado con el comercio al mayor y al menor.

El grupo H está dedicado al transporte y almacenamiento de mercancías.

El grupo I a la hostelería y turismo.

El grupo J a la información y comunicación de distintas plataformas.

Nuevos grupos que se encuentran en el listado de código CNAE

A partir de 2013 nuevos grupos fueron habilitados para el estudio de estadísticas nacionales en España, estos aunque más recientes poseen funciones que siempre se han impartido dentro del territorio europeo estas son:

El grupo K dedicado a las actividades financieras y seguros.

El grupo L de Actividades inmobiliarias.

El grupo M de Actividades profesionales, científicas incluido su desarrollo tecnológico.

El grupo N trata de actividades administrativas y servicios auxiliares

El grupo O sobre la administración pública y defensa, así como la seguridad social obligatoria.

El grupo P dedicado únicamente al sector educativo.

El grupo R que incluye las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento impartidas por empresas o entes gubernamentales.

El grupo S son otros servicios no especificados dentro del registro.

El grupo T son dedicados a los empleadores del personal doméstico.

El grupo U trata sobre diversas actividades de organización y organismos extraterritoriales gubernamentales o de índole privada.

En España la importancia del listado de códigos CNAE radica en la capacidad de poder clasificar estratégicamente a cada empresa según su actividad económica.