Entretenimiento Disponible las 24 Horas

En este último siglo el internet ha influenciado en gran medida la manera en cómo vivimos nuestro día a día, hasta el alimento que consumimos ahora lo compramos por internet, pago de servicios, búsqueda de lugares, taxis, contenido multimedia, como lo es el cine online.

Ya no es imprescindible salir de casa e ir a una sala de cine para poder disfrutar de una buena película, solo necesitas de un ordenador o dispositivo móvil, una conexión estable a internet y listo, puedes ver todas las películas online que desees.

Existen muchas plataformas que se dedican a ofrecer este tipo de contenido, de manera gratuita y totalmente legal, solo busca la que mejor se adapte a tus necesidades, con contenido en HD y con los últimos estrenos de la gran pantalla.

La gran ventaja de ver películas online, es que no se tiene que salir de casa, generalmente las personas buscan la comodidad de su cama al momento de ver una buena película o serie, sobre todo si es de noche.

Nada como el colchón, una almohada reconfortable y echarse el edredón encima, sin embargo a pesar de que nuestro cerebro y nuestras retinas tienen el entretenimiento que buscaban, puede que nuestro cuerpo, en especial la columna y el cuello no tengan el soporte o posición adecuada.

Una Mala Posición te puede Ocasionar Muchos Problemas

Una mala posición al momento de ver películas en la cama, puede traerte dolencias en el cuello y columna, si el televisor está colgado de la pared y demasiado atrás, puede hacer que tu cuello esté sufriendo una gran tensión innecesaria.

Lo ideal es conseguir una posición neutra, que no cause un sobre esfuerzo de la vertebras del cuello, y de los músculos e incluso de los vasos sanguíneos; de manera natural buscamos una posición en la que la columna vertebral queda arqueada, con una curva.

Y a pesar de que es una posición que encontramos cómoda, no es la más sana; al tener el televisor muy arriba o abajo forzamos además del cuello, la retina, la cual está diseñada y preparada para ver de manera horizontal, si estamos acostados y la fijamos en un objeto que está muy arriba, la forzamos.

Otra posición perjudicial es acostarnos de lado para ver la pantalla, nos relajamos de tal manera, que el flujo sanguíneo llega a ralentizarse muy rápidamente.

Lo ideal es optar por una posición semiacostado, en donde la espalda quede recta y la cabeza tenga un apoyo, y de ser posible una almohada o cojín debajo de las rodillas para mantenerlas semiflexionadas.