Como Cultivar Cannabis Sativa L

En el desarrollo del cultivo de una planta de Cannabis sativa L, al igual que cualquier planta posee tres fases en su desarrollo, conformadas por; germinación, crecimiento y floración.

El cultivo de la Cannabis sativa L., o marihuana, debe ser de muy atento, además de tener en cuenta una serie de cuidados para obtener un buen resultado en su cultivo, a continuación, te mostramos algunas recomendaciones:

Primordialmente para el desarrollo de un buen cultivo, debemos escoger  semillas de calidad con buena genética, se recomienda el uso de semillas feminizadas, con el fin de certificar que todas las plantas son hembras.

El tener plantas hembras nos facilita muchas cosas, pero también que las semillas aparte de ser feminizadas sean de variedad autoflorecientes. Este tipo de semillas sonde menos cuidado en su etapa de crecimiento.

Seguidamente para buen cultivo de Cannabis sativa L., debes elegir un buen sustrato, de preferencia con una buena tierra abonada con los nutrientes necesarios para una buena labranza de la planta.

Si cuando cultivamos Cannabis sativa L, utilizamos semillas autoflorecientes, es más fácil su cuido

Las variedades de las semillas de Cannabis sativa L, autofloreciente son las más rápidas y versátiles de todas. Estas florecen libremente al período de luz.

En fin, son menos dependientes a estos ciclos y pueden desarrollarse con al menos 6 horas a 18 horas en un día.

Aunado a esto para lograr un buen cultivo de Cannabis sativa L, esta debe contar con una renovación constante de CO2 o dióxido de carbono, indispensable en el proceso de fotosíntesis, lo que permite el normal crecimiento y florecimiento de la planta.

Aparte se deben aportar los nutrientes necesarios que necesita el desarrollo del cultivo de Cannabis sativa L, a través de la fertilización o abono, los cuales existen liquidas y en polvos.

En realidad, lo que importa es el tipo de nutrientes bien sean macro o micro, simplemente que contengan las vitaminas necesarias.

Finalmente, cuando hablamos de recomendaciones para el desarrollo de un buen cultivo de la Cannabis sativa L, no podemos dejar de lado dos pasos fundamentales y de vital importancia en el crecimiento de cualquier cultivo.

El agua es uno de los elementos vitales en el cultivo de la Cannabis sativa L, al igual que en cualquier otra especie o ser vivo, dentro del tipo de agua para riego encontramos: agua del grifo, agua de ósmosis o destilada, agua mineral, agua de lluvia, agua del aire acondicionado, agua purificada.